lunes, enero 22, 2007

LAS ELECCIONES FRANCESAS PASAN A SECONDLIFE

Después de que Le Pen le tomara la delantera en diciembre, Ségolène Royal no podía dejar pasar la oportunidad de adentrarse en Secondlife, esa especie de juego en el que cerca de 3 millones de personas llevan una vida paralela. Bajo el nombre de "Désirs d´avenir" (algo así como "deseos de futuro"), Ségolène lanzó la noticia en Internet a través de este vídeo:


Me he dado una vuelta por los edificios del Partido Socialista en Secondlife (como dice Royal, construidos respetando el medio ambiente) y la verdad es que el sitio me ha decepcionado un poco. A parte de algunos carteles con la imagen de Royal y de una sala donde presumiblemente se pueden ver vídeos (aunque no de forma permanente), el sitio aporta muy pocas cosas nuevas. Se pueden comprar camisetas con publicidad y parece que hay programadas algunas cosas para las próximas semanas, aunque en general no había demasiado movimiento.

De todos modos, la influencia que esta iniciativa puede tener de cara a las elecciones es muy reducida. Se calcula que hay unos 20.000 franceses dentro de Secondlife, y más que intentar ganarse a los electores de esta segunda vida, la nueva iniciativa parece destinada a ahondar en la imagen de modernidad que Ségolène cultiva con tanta insistencia en la primera. Para todo este público joven y "colgado" de las tecnologías la candidata socialista ya dispone de toda una red que funciona a la perfección (tenemos la ségosphère, los segoliens, los segovideos...) y en la que se pueden encontrar infinidad de recursos que no están disponibles en Secondlife. En realidad, da igual lo que Ségolène haga en este mundo paralero: lo importante es que está en él y el pequeño golpe de efecto y publicidad ya se han conseguido.

Vista general del edificio de Ségolène en Secondlife

Pero antes de Ségolène Royal, Jean-Marie Le Pen, líder del partido de extrema derecha Front National (FN), ya había puesto un pie en Secondlife. Su aterrizaje en este mundo fue muy polémico: se organizaron manifestaciones en su contra, se le pidió que se fuera del barrio y se boicotearon algunos de sus actos. Finalmente, Le Pen tuvo que mudarse a otro vecindario, aunque parece que las cosas no han cambiado mucho. Allí, en lo alto de su edificio principal, un letrero enorme dice lo siguiente:

Why did you bring this to our neighborhood? You are entitled to your opinion... BUT... You are not entitled to negatively depreciate our neighborhood. PLEASE MOVE OUT

Manifestaciones contra Le Pen en Secondlife.
[Vía Ecrans, de Liberation]

Etiquetas: , , , ,

5 Comments:

Blogger piradaperdida said...

tus artículos sobre las elecciones cada vez me gustan más. Esta noticia de Ségolène y Second Life es increíble. Hasta ahora he oído hablar mucho de este unvierso paralelo, pero nunca lo había probado. Estoy empezando a creer que debería internarme en él aunque sólo fuera por curiosidad periodística...

2:11 p. m.  
Blogger Dani said...

Gracias Lauri!!

Sí, yo me metí sólo para ver qué es lo que habían hecho Ségolène y Le Pen... La verdad es que es relativamente fácil: en un par de horas ya puedes más o menos moverte por Secondlife (y gratis).

Es muy muy interesante.

2:40 p. m.  
Blogger José Antonio Palomares said...

¿No es surrealista cómo un mundo virgen y por tanto ideal empieza a pudrirse con lo peor del mundo real?

Al final Second Life será una réplica exacta del mundo real y perderá su sentido. Como ese cuento de Borges en el que los cartógrafos han alcanzado tal perfección que sus mapas están hechos a escala 1:1.

12:22 a. m.  
Blogger piradaperdida said...

jejejeje qué buena observación, josé antonio... la verdad es que yo sospecho que Second Life acabe siendo un enorme espacio publicitario... (aunque quizá ya lo sea, porque no lo conozco todavía)

10:11 a. m.  
Blogger factoria7gritos said...

Esta es la primera política española en tener una oficina en Second Life www.palomasainz2007.com

11:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home