jueves, noviembre 09, 2006

PERIODISTA EN CHINA

Interesante el diálogo de los lectores de El País con José Reinoso, corresponsal del diario español en Pekín. No es de una profundidad deslumbrante, pero sí un buen acercamiento a la labor de los periodistas en China. Algunas de sus respuestas:

No existe ningún tipo de censura sobre lo que escribo. El control viene en el acceso a la información. Los periodistas occidentales estamos obligados a informar a las autoridades cada vez que salimos de Pekín para cubrir una información. Nadie lo hace normalmente porque o no te contestan, o te deniegan el acceso a donde quieres ir, o te 'organizan' la visita para que veas lo que ellos quieren. El resultados es que, a menudo, somos detenidos cuando vamos a cubrir un tema sensible (protestas de campesinos, huelgas, etc...) y nos expulsan de vuelta a Pekín, con la excusa de que no hemos seguido el procedimiento. Además, los teléfonos y el correo eléctrónico son, a menudo, espiados por la policía.

Al finalizar la Asamblea Popular Nacional, en marzo, nos detuvieron a varios periodistas en Tiananmen, porque intentamos hablar y hacer fotos de varias personas que protestaban por la expropiación de sus tierras, y a las que arrojaron al suelo y golpearon. Empezaron a empujarnos y exigieron a quienes habían hecho fotos que las borraran. Nos negamos, y nos tuvieron retenidos. Conseguimos sacar las octavillas que había arrojado la gente que protestaba y las fotos. Al final nos dejaron ir. Todo esto ocurrió minutos después de que el primer ministro, Wen Jiabao, dijera en la rueda de prensa que en China había libertad de expresión y que van a prestar más atención a los campesinos.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger piradaperdida said...

a menudo identificamos la falta de libertad de información con la censura, y es mucho más dura esa falta de libertad de información si impiden acceder a las fuentes...

3:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home